Un buen ejemplo de innovación

Carlos Lozano, gerente de Huevos Santa Reyes S. A., explica cómo ha crecido la empresa con productos novedosos.

Huevos Santa Reyes presenta por estos días como novedad de su portafolio el huevo cocido para proveer a restaurantes, hoteles y casinos.

Aunque es un producto de fácil preparación en casa, hacerlo en grandes cantidades es una tarea dispendiosa.

Ahí está la innovación, explica Carlos Alberto Lozano, gerente general de la empresa bogotana, que, teniendo como punto de partida un producto básico de la canasta familiar, ha marcado diferencia y consolida un portafolio segmentado e identidad de marca. El empresario explica las claves de la innovación.

¿Qué ha hecho la empresa para innovar?

Una empresa mediana debe estar pendiente de las tendencias del mercado, no puede generar tendencias.

¿Cómo refleja ese esfuerzo?

Por ejemplo, con la línea Chef se crea una oferta especial para quienes desarrollan productos de la mejor manera posible y de forma masiva.

En su momento ofrecimos el huevo líquido pasteurizado y hoy estamos lanzando el huevo cocido, clave, por ejemplo, para un restaurante que tiene que hacer 1.000 tamales. Lo hemos trabajado, hasta que vimos el momento de lanzarlo.

¿Qué más desarrollaron?

Inventamos un almacén de venta con el concepto de granja, que complementa la comercialización en supermercado.

Hoy tenemos 20 en Bogotá y en municipios cercanos. Hemos trabajado para presentar productos que mejoren la calidad de vida de adultos y niños. Están Gallina Feliz y Bonegg, en la línea saludable, y Reyecito, para niños.

¿Cómo llegar al consumidor?

Las marcas tienen más corazón que razón. Este es un país ‘marquero’ y productos básicos como la leche y el arroz tienen marca mucho antes que nosotros.

¿Cuál es el papel del recurso humano?

Hay que tener un equipo comprometido y estimulado con bonificaciones, porque si le va bien a la empresa, a todos nos irá mejor.

Hay que garantizar la comunicación y entender la libertad de expresión. Tengo que oír a mi gente.

Tampoco se castiga el fracaso. Lo fundamental es que sea tan exigente como el control de calidad; debe evaluarse y tienen que tener procesos para que sea algo formal.

¿Cuál es el consejo para aquel que quiera ser empresario?

En un mercado no hay líderes perfectos, todos tienen debilidades. Hay que buscar esas debilidades y volverlas fortaleza para uno.

Tomado de: http://www.portafolio.co/negocios/santa-reyes-%E2%80%98como-hacer-la-diferencia-lo-mismo%E2%80%99

Autora:

Constanza Gómez G.

Redacción de Economía y Negocios

Leave a Reply