7 hábitos de la gente altamente exitosa

Para nadie es un secreto que $100.000 es una meta mucho más influyente que “más dinero”. Pensar con esta lógica puede traer muchos y mejores beneficios, así que acá te ofrezco un pequeñísimo extracto del famoso libro que seguramente ya conoces:

  1. Cuida tu cuerpo: la salud general conlleva poder en la mente, por supuesto, sin embargo debes desarrollar unos pocos hábitos específicos, como comer pescado y otros alimento para el cerebro diariamente, o caminar al menos tres veces a la semana.
  2. Cuida tu cerebro: una rutina de juegos semanales de ajedrez, una lectura regular, conversaciones inteligentes y profundas, o ejercitarte con crucigramas ayuda a mantener un cerebro fuerte. Si encuentras un música que te ayude a pensar, úsala cada vez que puedas.
  3. Cuestiónalo todo: toma el hábito de “no pasar entero”. Al ver las noticias haz la tarea de averiguar sobre quien presenta la noticia, o pregúntate por ejemplo, cuáles pueden ser las asunciones escondidas en toda conversación.
  4. Identifica lo esencial: McDonalds no necesariamente hace las mejores hamburguesas, ¿Por qué entonces es tan exitosa?. Empieza por mirar todo concepto, cosa y situación con una pregunta en mente: “¿qué es lo esencial acá?”
  5. Sé un solucionador de problemas: un hábito posiblemente muy productivo consiste en mirarlo todo con el pensamiento “¿Cómo se puede hacer esto mejor?” Practica alguna técnicas específicas de solución de problemas hasta que te encuentres usándolas “antes de darte cuenta”.
  6. Sé autocrítico: es crucial para una mente poderosa aprender a ver cuáles son tus debilidades y fortalezas. ten mucho cuidado con lo que pasa por tu cabeza, justo antes de que lo hagas consciente. Vigila tus pensamientos y procura estar alerta sobre lo que opines y sobre los juicios que emites, pregúntate: ¿Cuál es la razón fundamental para que yo esté pensando, hablando o actuando de esta forma?”
  7. Usa tu conocimiento: si no conviertes tus pensamientos en acciones con regularidad, tu cerebro puede quedarse en la fantasía mucho más que en pensamientos productivos. Básicamente le estarías diciendo a tu cerebro que sus pensamientos están alejados de la realidad y no son relevantes.

Leave a Reply