19 puntos clave para gestionar riesgos

 

Tuve la feliz oportunidad de asistir a webinar sobre riesgos, que fue emitido desde SolutionQ Me pareció muy interesante y quiero compartirles un pequeño resumen:

La Gerencia del riesgo puede reducir el costo de tener que resolver problemas, así como mejorar la precisión con que definimos los planes de contingencia de costos y tiempo. Sin embargo, muchas aproximaciones a la Gerencia del riesgo son teóricas y requieren la habilidad de administrar datos históricos. Esta característica puede ocasionar resistencia por parte del patrocinador y del equipo del proyecto para aplicar estas prácticas de manera consistente.
Ya sabemos que la Gerencia del riesgo busca identificar y reducir (o evitar) el impacto de posibles futuros eventos inciertos negativos, o aumentar la posibilidad de aprovechamiento de oportunidades, pero el problema con los enfoques tradicionales, dificultan el proceso, y son:
  • “Apenas tenemos tiempo para planear los proyectos y ahora quiere que pensemos en riesgos?”
  • “Ya tenemos dificultades para lograr que los miembros del equipo completen las tareas normales. ¿Qué le hace pensar que podrán ejecutar planes de respuesta, que por demás, son adicionales a su trabajo?”
Se hace necesario ser más prácticos en la gestión de los riesgos, pero…

¿Qué es la Gerencia práctica de los riesgos?

Es aprovechar, de la mejor manera, con el menor desgaste posible, una efectiva gestión de los riesgos, es decir, lo que se busca es:
  • Invertir un máximo de un 10% del esfuerzo de Gerencia del proyecto en Gerencia del Riesgo
  • Medir la efectividad (y el valor) de las actividades de la Gerencia del riesgo al final del proyecto
  • Enfocarse en administrar riesgos específicos, realistas y procesables.

Consejos para una Gerencia práctica de los Riesgos

Durante la Iniciación:
  • Defina entre 5 y 10 factores de riesgo
  • Califique los proyectos contra estos factores
  • Calcule una puntuación de riesgos para el proyecto, usando una suma ponderada de estos factores
Durante la Planeación:
  • Realice una reunión de identificación de riesgos
  • Enfóquese en identificar  un máximo de 10 riesgos específicos (busque datos reales y consecuencias reales, más que supuestos)
  • Asigne una probabilidad estándar para cada riesgo
  • Defina el impacto total de cada riesgo en términos de objetivos clave del proyecto (costo, cronograma, calidad, alcance)
  • Calcule el impacto esperado
  • Construya respuestas para los riesgos de mayor impacto en el cronograma de su proyecto
Durante la Ejecución:
  • Invierta 15 minutos de cada reunión del proyecto para revisar el portafolio de riesgos identificados.
  • Invierta 15 minutos para revisar el portafolio de riesgos cada vez que el proyecto sufra un cambio.
  • No maneje activamente más de diez riesgos –Si identifica uno nuevo con gran impacto, descarte el de menor prioridad de la lista- (lo cual no quiere decir “olvídese de él”, páselo a la lista de chequeo)
Durante el Cierre:
  • Revise los problemas que se presentaron en el proyecto y marque los que no fueron identificados como riesgos, como posibles lecciones aprendidas.
  • Revise los riesgos materializados que fueron identificados y actualice la información de impacto y probabilidad.
Nota: este texto es un resumen de una conferencia virtual en tiempo real, presentada por SolutionQ.
Tags:

Leave a Reply