Reingeniería en la orquesta

El Presidente de una empresa recibió entradas para asistir a una función de la Sinfonía Inconclusa, de Schubert. Como tenía cita previa, y no podía asistir al concierto, le regaló las entradas al Ingeniero jefe del departamento de reingeniería de procesos en la Organización. Al día siguiente le preguntó si la había gustado la música de Schubert y, en lugar de expresarle sus agradecimientos con exclamación de júbilo, el ingeniero le dio un memorando donde analizaba las funciones de la orquesta. Decía el memo:

De: Director de ingeniería
A: Gerente General
Ref: Análisis técnico de una sinfonía inconclusa.

Después de agradecerle su obsequio se unas entradas para el concierto de Schubert, al cual asistí con mi esposa anoche, en razón de mi cargo en esta compañía me veo en la necesidad de hacerle mención de algunos problemas que que percibimos desde el palco.

Durante largos periodos los oboes no tenían nada qué hacer. Creo que se debería reducir el número de ellos y repartir el trabajo entre el resto de la orquesta, evitando así los frecuentes espacios de inactividad. Observé además que algunos violines ejecutaban las mismas notas. En mi concepto esto es una duplicación innecesaria y el personal de esa sección debería ser drásticamente reducido. Si lo que se quiere es un mayor volumen de sonido, es mejor utilizar un buen amplificador.

Se hizo mucho esfuerzo en la ejecución de las semifusas: en mi concepto, es es un refinamiento excesivo. Por lo tanto, se recomienda redondear todas las notas a la fusa más cercana; de esta manera se podrían reemplazar los músicos expertos por los músicos principiantes que resultan menos costosos.

Me parece inútil la repetición con instrumentos de viento delos paisajes que ya interpretaron las cuerdas. Si se eliminan todos los pasajes redundantes, el concierto podría reducirse de dos horas a veinticinco minutos con los mismos resultados. Encuentro también inútil la presencia del ejecutante del triángulo, que trabaj poco y podría ser reemplazado por un oboista en los tiempos en los que permanece inactivo.

Dado que cada músico tiene su partitura en frente, considero que el papel del director es inoficioso, puesto que su trabajo no añade valor a la orquesta, y ni siquiera la baqueta que usa produce algún sonido.

Según este análisis, puedo afirmar que si Schubert hubiera conocido la reingenieria, definitivamente hubiera podido concluir su sinfonía.

Del señor Gerente,

Marcelo Mckenzie
Director de Reingeniería

Leave a Reply