La gestión de los interesados I

 

¿Qué es un interesado? es un individuo o grupo de personas que tiene interés en su proyecto y que será afectado positiva o negativamente por el mismo. En realidad, el “interesado” no es sólo aquel que tiene interés en que el proyecto salga adelante, sino que también comprende a todas esas personas o grupos de personas a quienes no les conviene el proyecto, pues se verán afectados negativamente por el mismo.

Tal vez, en la vida normal, en aquella alejada de los conocimientos de Gerencia de Proyectos, quienes toman las riendas de los proyectos, olvidan identificar a aquellas personas que más adelante, eventualmente, traerán problemas, inventarán obstáculos, pondrán “zancadillas” y harán lo posible porque el proyecto no llegue a feliz término. Si usted forma parte del selecto grupo de personas que lideran proyectos y que son conscientes de la importancia de identificarlos, acuérdese de buscarlos también al interior de la Organización. ¿Había pensado en ello? ¿Creyó que los que pondrían problemas serían todos aquellos que no trabajan para el proyecto? NO! no es cierto. Dentro de la Organización ejecutante es posible que se encuentre con muchas sorpresas, como por ejemplo: Un Vicepresidente que no cree en el Retorno de la Inversión del Proyecto; una secretaria que siente que tendrá mucho más trabajo y mucho menos tiempo; Un gerente a quien le fue “robada” la idea del proyecto, etc, etc, etc.

Es así que, si quiere que su proyecto avance y finalice exitosamente, necesita del apoyo de la mayor cantidad de interesados (Stakeholders) posible. Vigile entonces la relación que usted mantiene con el patrocinador y con los usuarios; involucre a los usuarios en su proyecto para que sean ellos quienes le den información sobre especificaciones de requerimientos, descripciones de uso, criterios de aceptación, etc. Si no los involucra, posiblemente poco les importará el producto final.

¿Y cómo identificarlos?
Sencillo: Haga una lista de los interesados en su proyecto. Sí, una lista intuitiva, basada en sus conocimientos y experiencias, basado por supuesto en las siguientes preguntas:

  • ¿Quiénes están a cargo del proyecto?
  • ¿Quiénes comprometen su nombre, su dinero, su estatus, etc. por el proyecto?
  • ¿Quiénes están o estaban pensando en temas parecidos a los del proyecto, dentro o fuera de la organización?
  • ¿A quiénes no les conviene el proyecto? ¿a quiénes les favorece?
  • ¿Quiénes serán los usuarios?
Esta lista la puede complementar con todas las preguntas que considere pertinentes.
Asegúrese de identificar, si es necesario con nombres propios, a todos y a cada una de las personas que resultarán afectadas positiva o negativamente por el proyecto, no sólo por sus resultados, sino por todo lo que ocurra en el ciclo de vida del mismo.

Leave a Reply