7 principios para ganar aliados

Recuerde: un interesado es todo aquel que verá afectados sus intereses positiva o negativamente por la ejecución o conclusión del proyecto. Por lo tanto es fundamental construir confianza y mantener excelente relaciones con él. Es inevitable entender que la comunicación asertiva, bidireccional y participativa es fundamental para el éxito en este empeño. Siga estos 7 principios y podrá hacer que los interesados sean sus aliados:

  1. TIÑA SU SANGRE DE ROJO: ser Director de proyectos no quiere decir ser sordo ni ser Rey. La sangre azul del monarca mal le hace al buen Director de proyectos, que si bien es directivo y jefe, debe tener la humildad suficiente para saber asesorarse, saber escuchar y no siempre tener la última palabra. El Director de proyectos busca las mejores alternativas, acude a los expertos -¿se ha preguntado alguna vez quiénes son los expertos? No se sorprenda: son los que todos los días hacen las mismas cosas, el obrero, el pintor, el técnico…-, los escucha con cuidado y toma decisiones. ¡Sea humilde!, pues humildad no riñe con firmeza.
  2. DOS OÍDOS, UNA BOCA: antes de darse un baño de ego insistiendo en que los demás lo atiendan y lo entiendan, tómese el tiempo de escuchar a sus interesados. Atiéndalos sin preferencias, converse con ellos, pues esta dinámica fortalece los lazos y genera confianza. En vez de querer tener la razón y hacerla valer fundamentado en su posición jerárquica, invierta su tiempo en mantener contacto visual con sus interlocutores y procure investigar sobre sus intereses, expectativas y necesidades. Comprenda que el mundo es subjetivo, por lo que es fundamental que se esfuerce por entender la posición del otro. Escuche primero, hable después. Verá que lo escucharán mejor.
  3. NEGOCIE BIEN: el mejor negocio es aquel en el que ambas partes ganan, así que invierta esfuerzos en construir soluciones que las favorezca a ambas. Esto sólo lo puede lograr con empatía, poniéndose en los zapatos del otro. Sea “prismático”, tome forma de prisma, descomponga lo que el otro le ofrece y no tome decisiones basado en su relación con el otro; procure entenderlo en su complejidad. En la medida en la que las soluciones sean construidas en equipo, logrando acuerdos, verá muchos mejores resultados, y lo que es mejor, un mayor compromiso de todos.
  4. SONRÍA Y DESCOMPLÍQUESE: el estereotipo del Director de ceño fruncido, traje almidonado y seriedad eterna está mandado a recoger; sea amable, sonría, mantenga una actitud positiva, aún en los momentos más difíciles, dele rienda suelta al humor, sea más humanitario, menos acartonado. Habrán momentos en los que el humor y la buena actitud serán necesarios para encontrar aliados, distensionar relaciones y romper barreras, que de existir se pueden convertir en un riesgo importante para su proyecto.
  5. DIGA SIEMPRE LA VERDAD: siéntase con la confianza y autoridad necesarias para hablar con franqueza sobre los problemas que se presenten y no dude en solicitar ayuda cuando la necesite. Obtendrá respeto de los interesados si ellos saben a qué atenerse. Nunca baje la guardia aceptando solicitudes poco realistas por el afán de ganarse la simpatía de sus interesados. Aprenda a decir “NO”. Decir siempre que todo está bien, no ayuda a nadie.
  6. COHERENCIA, SIEMPRE COHERENCIA: sea disciplinado y dé el ejemplo como Director del proyecto. Manténgase alerta y tenga siempre la información a la mano. Si no quiere perder el respeto de los interesados, sea una persona efectiva y tome acciones sobre los riesgos, los problemas y las decisiones en el proyecto, incluso las de sus interesados. Sea pulcro en las comunicaciones, tanto en la forma como en el fondo!!!
  7. TEMERARIO PERO CUIDADOSO: la excesiva cautela y la demora en la toma de decisiones, juegan en contra de la confianza que los interesados pueden depositar en usted. Sea directivo y tome decisiones cuando se requieran. Siempre será un buen negocio ser proactivo al resolver riesgos y problemas con creatividad. Alimente su autoconfianza. Tenga claro que es aunque es posible que no tenga el control sobre las causas que afectan al proyecto, sí debe el control sobre cómo responde ante las diferentes circunstancias.

Leave a Reply